jueves, 4 de agosto de 2016

ES TIEMPO... CREO

Creo que es tiempo hacer observaciones positivas a lo acordado en la Habana, es tiempo de colaborar para que esto salga bien y no se recicle en otra violencia.. Es tiempo de no ahondar en dolores... Es tiempo de ahondar en perdones... los cuales (los perdones) son más poderosos entre más grave hubiese sido la afrenta y más profunda la herida... Debemos ayudarle a quienes sufrieron directamente el bandidaje y el dolor, (muchos de ellos compañeros de estudio, amigos, familiares) pidiéndoles permiso para seguir adelante, abrazándolos para llevarlos a la reconciliación ... Creo
JUANES Odio por Amor

miércoles, 13 de enero de 2016

LAS VERDADERAS "RAZONES" PARA VENDER ISAGEN según Cárdenas

El ministro Cárdenas, escribió el 10 de enero su justificación a la venta de ISAGEN , veamos realmente lo que el piensa y se encuentra bajo sus “geniales” líneas:

La irreal bonanza de altos precios de materias primas nos sirvió para derrochar, pero esto era efímero y coyuntural, y aunque nosotros lo sabíamos, no hicimos nada para ahorrar, invertir, mejorar y fortalecernos. Por eso nuestro “éxito” económico de los próximos años lo tenemos que montar sobre otro hecho falaz pero evidente: “debemos modernizar nuestra infraestructura de transporte”. Aunque en realidad a lo que le apostamos, es a construir dobles calzadas y mejores puertos que abaraten importaciones y nos vuelvan menos competitivos localmente, para seguir permitiendo que extranjeros nos invadan con sus mercancias y las grandes corporaciones nacionales y extranjeras sigan haciendo su agosto. Las carreteras y vías secundarias, terciarias y caminos no requieren mayor inversión y además eso no le interesa a los privados.

Por todo lo anterior el Gobierno Nacional ha trabajado "arduamente" durante 5 años para grandes corporaciones, bajo el pretexto del “nuevo modelo institucional”. No tenemos la “suerte” de España que le apuntó todo a la infraestructura y creó una burbuja inmobiliaria de tal tamaño que cuando reventó la quiebra fue un desastre que afectó incluso a la Comunidad Europea. Tenemos que buscar negocios inmediatos rentables para el sector privado, pulpitos y sin mayores riesgos, no importa que sean más riesgosos, con tal de que generen flujo.

Con la venta de ISAGEN la nación no pierde un activo, sino 7 represas, una de las más importantes (San Carlos), agua, energía, bosques, seguridad energética, sustentabilidad… y mucho más. ISAGEN seguirá operando en Colombia pero sacando sus utilidades hacia Canadá y controlando las tarifas de los consumidores con la visión de mayor lucro. Con el dinero de la venta de esta empresa, construiremos algunas vías que le entregaremos a otros empresarios e inversionistas en concesión y todo esto será más rentable para los grandes capitales. Es más estratégico para nosotros la venta de una magnifica empresa pública con la disculpa de la infraestructura.

Nuestra supervivencia requiere de un negocio que nos permita sortear los problemas inmediatos de déficit fiscal, alto endeudamiento, exceso de gasto publico. La Financiera de Desarrollo Nacional se gastará la platica de la gallina de los huevos de oro y le servirá a muy encopetados capitales como IFC, CAF, o el Grupo financiero Sumitomo Mitsui.

El negocio de energía eléctrica aunque en crecimiento y con infinitas potencialidades lo haremos madurar biche con tal de sacarle platica. Creemos que el estado nuestro, aunque excesivamente débil, podrá regular las tarifas y confiamos en que diosmediante el alza en los servicios públicos no nos toque viviendo en Colombia. Accionistas privados en el sector energético es mejor negocio para ellos, no importa la escasez de agua en el futuro y el enajenar un recurso estratégico e invaluable para el pueblo.

Este gobierno pretende salvarse a lo que de lugar y si es preciso hacerlo con la venta de un activo rentable a un precio mínimo pero suficiente, lo haremos. Vamos a salvar nuestras cuentas inmediatas a como de lugar, los colombianos pueden estar tranquilos que lo haremos con transparencia irresponsable, eh perdón, y responsable.

Ya hacemos parte del embeleco llamado la Tercera Via. En ella el estado le dejará los buenos negocios a los privados e invertiremos recursos públicos a donde al libre mercado no le interesa. Colombia necesita de un estado empresario estupido, que venda lo bueno para quedarse con los huesos.

Atentamente:
Su mejor ministro de Hacienda… UN GENIO COMO POCOS!!!

Espero haber sido fiel en la traducción de las reales motivaciones del Ministro.
Quien quiera leer el articulo del Ministro en el Tiempo:
http://app.eltiempo.com/opinion/columnistas/tan-polemica-como-necesaria-mauricio-cardenas-santamaria-columnista-el-tiempo/16477098
Saludos a mis hermanos colombianos, hoy más pobres que ayer.

JCAL

domingo, 5 de julio de 2015

OJALA TODOS SEAMOS ISLANDESES

A propósito de Grecia y todos los demás que vienen…

En el año 2008 cuando se produjo la crisis de Islandia, Halldór Gudmundsson escribió su libro “Todos somos Islandeses” tratando de enseñar que todas las economías estatales sufrían los mismos males que llevaron al colapso a Islandia.

La privatización, la desregulación del sistema financiero y bursátil que dejaba desarrollar a su amaño los intereses egoístas e inmediatístas del capital, tres grandes bancos con frenesí especulativo captando inversionistas ambiciosos, la utilización de la vivienda como recurso de inversión que construyó un boom inmobiliario, el exceso de endeudamiento publico y privado, el impulso desmedido al consumo incluso mediante deuda, la sobredimensión de los bancos con activos superiores al PIB del estado…

Todos ello común a las principales economías mundiales desde USA hasta las nuevas divas europeas como España e Irlanda sufrían de lo mismo y que no decir de los países latinoamericanos. Los males aquejados en Islandia eran comunes a todos.

Lo que pasaba era que dependiendo del “marrano” como decimos en nuestro pueblo, los “sabios” economistas ortodoxos planteaban sus remedios. Si el país era débil y estaba en desarrollo las medidas eran austeridad total, reforma pensional, control fiscal, control monetario… pero si el país era una potencia, así estuviese más enfermo que el otro pequeño, las medias impulsaban la expansión y acrecentaban el dinamismo económico incluso hasta con la emisión de moneda.

Lo cierto es que todos los estados se encontraban en situaciones similares a la Islandesa y a pesar que ninguno de los “científicos” económicos lo percibió la crisis llegó a todos, golpeando con mayor fuerza a los pequeños pero afectando gravemente a los grandes.

Entonces ante la crisis financiera global, los mismos “profesionales” que la habían creado, fueron nombrados como los médicos y obviamente lo primero que recomendaron fue salvar los bancos, invirtiéndose en poco tiempo abominables y descaradas cifras para salvar la fuente del sistema enfermizo.

Solo uno, el país en que todo se mostró primero, no siguió los lineamientos fundamentalistas de los ortodoxos economistas, solo Islandia gracias a su tamaño y a su fuerte sentido democrático local impidió que los gestores se salieran con la suya, impidiendo en varios referendos que los bancos se salvaran a toda costa y que se priorizará el pago de deuda a inversionistas extranjeros.

Islandia con su propia moneda, fue capaz de aguantar el terremoto internacional de los grandes emporios financieros, y a pesar de sufrir una devaluación, sus ventajas locales le ayudaron a sobrellevar el chaparrón. Su decisión fue potenciar sus productos y servicios estratégicos fortaleciendo su capacidad local plenamente identificada.

Además Islandia dejó que sus tres poderosos bancos se quebraran, no salió en su auxilio y como medida financiera inteligente, nacionalizó la banca. Es decir, le inyectó dinero al sistema financiero pero al hacerlo, se lo apropió para el pueblo, en un acto de justicia maravillosa.

Obviamente el modelo de salvación Islandés NO acogió la manida medida de austeridad salvaje que proponen nuestros “letrados” económicos. No ahogó a la población ni a las empresas con medidas de represión ilógicas que le imponen al empobrecido la misión de ser austero. ¿qué pobre no es ya de por si austero? … o mejor que rico es austero? … Obviamente se tomó la decisión de no pago inmediato a la deuda extranjera, no priorizar la recompensa de los especuladores y por el contrario negoció duramente con los externos dejándolos relegados a los lugares que les correspondían.

Otra medida maravillosa tuvo que ver con la justicia. Al ser una pequeña comunidad, los causantes del desastre no conservaron su anonimato ni pudieron excusarse en disculpas descaradas o en culpar al sistema mundial y a la situación internacional. La Justicia cayo sobre los políticos y banqueros que propiciaron el desastre económico y que llevaron al país a la ruina.

Es por eso que sueño con que todo el mundo se vuelva Islandés y que todos seamos Islandeses en el sentido de: 1) Reformar nuestros sistemas políticos y democráticos hacia pequeñas comunidades cercanas, homogéneas y hermanadas; 2) Identifiquemos nuestras verdaderas y ciertas riquezas y las defendamos e impulsemos con la fuerza de todos, con la participación los actores sociales.: empresarios, comunidades, políticos, jueces, científicos, maestros…; 3) Se trabaje la diferencia y nos alejemos de la homologación o la uniformalización, se impulsen los dialectos e idiomas locales, se construyan y defiendan monedas locales respaldadas en verdaderas fuentes de riqueza y no en intangibles o especulaciones, se trabajen las variedades vegetales y animales desarrolladas en nuestro entorno bajo las fuerzas de nuestros microclimas y especificidades…; 4) Que la banca una vez por todas salga de las manos privadas y se reasigne al pueblo, teniendo como función primordial impulsar las empresas y los emprendimientos benéficos para las comunidades y como valor fundamental la fraternidad, llegando a la banca ética y a la economía solidaria. 5) Que los políticos se dediquen a preservar la seguridad como bien supremo y no metan sus narices en bienes económicos ni en intereses lucrativos, que se redimensione el tamaño del Estado y la burocracia se disminuya a su mínima expresión.



en fin que todos seamos por fin Islandeses!!!

JCAL

lunes, 22 de junio de 2015

SINDROME CAFETERO... PETICIONES AL GOBIERNO

He escrito poco, porque lo que se avanza en el campo es nada; y por ende las publicaciones pasadas realizadas por mi, aún son pertinentes. No obstante estar clara mi posición sobre el café, en mi publicación del 26 de abril del año pasado: http://juancarlosarbelaezleon.blogspot.com/2014/04/politica-cafetera-de-nuevo-paro-agrario.html Creo que es oportuno pronunciarme sobre las recientes peticiones que le hace la Unidad Cafetera al Gobierno de Colombia:
1) aumento del precio interno del café;
2) la condonación de las deudas;
3) la vigencia de las instituciones cafeteras y
4) debida atención del Estado al problema de la broca.
pues estos cuatro puntos adolecen de un sindrome preocupante que exige una reflexión sobre cada una de ellas:

1) El Gobierno no puede subir los precios del cafe por decreto. El gobierno si puede hacer subsidios o pactar franjas de precios en los cuales puede intervenir en el mercado, pero todo ello es inocuo. Los precios de los productos se lograrán subir en el mercado interno y en el internacional, de verdad, cuando pasemos a darle valor agregado al café de nuestras fincas, considerandolas una empresa. El café es como el vino. ¿Que sería de los franceses o españoles antes y de los Chilenos o Californianos si hubiesen exportado sus uvas a Inglaterra y hubiesen dejado que empresas industriales y comerciales se apoderaran de la materia prima y la transformaran a su amaño? ... Nosotros seguimos en un esquema del negocio cafetero colonial y pretendemos no estar jodidos.

Es hora de impulsar decididamente el desarrollo del valor agregado, promover las marcas individuales o de territorio articulando a pequeños productores de veredas o subregiones, potencializando las diferencias de sabor que se dan por los microclimas, variedades y formas de explotación.

No se trata de pedirle más protección al Estado, se trata por el contrario de solicitarle a este "ente", que no intervenga más, que libere al mercado del café de las decisiones burocráticas, para permitir que empresas cafeteras pequeñas y medianas avancen y se desarrollen a partir de la diferenciación por calidad y/o por características especiales. El Estado debe exonerar de impuestos y trabas a las empresas cafeteras, facilitando su creación y desarrollo.

2) El Gobierno no puede condonar deudas año a año, puede en determinadas situaciones coyunturales, facilitar la refinanciación, pero no puede seguir propiciando un circulo vicioso: al estimular el endeudamiento de los campesinos y los productores para adquirir los mismos bienes y servicios que los tienen quebrados hoy.

Pueden reestructurar lo que quieran e incluso perdonar, pero al cabo de un poco tiempo la situación financiera volverá a lo mismo, es decir a ser insostenible.

Antes de pensar en condonaciones o reestructuraciones, se debe pensar desde el Gobierno en caminos y carreteras veredales de primer nivel, en bajar los impuestos y el valor de la gasolina para los productores agrícolas. Situaciones estas que si controla el "ente" y que con dichas medidas además de la seguridad, si provocará soluciones estructurales.

3) La vigencia de instituciones cafeteras que tienen quebrado al sector y que sirvieron para gastarse las bonanzas pasada, se acerca al sindrome de Estocolmo, mediante el cual el secuestrado llega al absurdo de amar a su secuestrador.

Las instituciones deben renovarse para favorecer verdaderamente al productor y al empresario, desburocratizarse y liberar el mercado del valor agregado. No pueden existir todavía señores con prerrogativas especiales sobre la comercialización. Esa prerrogativa es del productor y del empresario del café.

No solo democratizar los comités, sino redefinirlos, antes que perpetuarlos, debería ser la consigna.

4) La debida atención del Estado al problema de la broca, es impulsar la producción orgánica o biológica; prohibir el veneno que aplican a diestra y siniestra a diario en las montañas colombianas, el cual tiene con broca al 72% de los cultivos y llevará a que el 100% caiga bajo su plaga.

Se ha llevado la situación a tal descompensación biológica, que la broca hoy es una plaga incontrolable. No solo se envenenan los insectos benéficos, sino también las aguas y a toda la rica y bella fauna de las zonas cafeteras.

Con agricultura orgánica y control biológico, se recuperaría el equilibrio biodiverso y se controlarían los insectos, desde la inteligencia y la armonía, en vez de la destrucción y la muerte. Resulta paradójico que se prohiban riegos tóxicos en unas actividades y se toleren otros, incluso de mayor capacidad venenosa, para tratar de sostener lo insostenible en un alimento.

Señores del Gobierno escuchen a los campesinos y productores, pero no les hagan caso a sus peticiones!!! Analicen la grave situación y provoquen cambios estructurales que realmente nos lleven a recuperar la riqueza cafetera en nuestras montañas.

Saludos Fraternos a todos mis amigos cafeteros.

JUAN CARLOS ARBELAEZ LEON

miércoles, 10 de diciembre de 2014

LA CARCEL, MEDIDA ANACRONICA E INHUMANA... Y EN COLOMBIA MÁS

El Pandemononium o la capital del infierno está más cerca de lo que creemos... y si es en Colombia está aquí al lado.

Aún en pleno siglo XXI la humanidad no ha podido encontrar una sanción penal diferente a la carcel, la cual en la antiguedad era considerada tan inhumana que solo era un lugar de paso, por eso "la cárcel debe ser tenida para custodiar a los hombres, no para castigarlos" Ulpiano...
Y decimos que hemos avanzado.

La carcel, la medida que los Jueces le aplican a las personas es por naturaleza y escencia injusta e inhumana, ellos (los Jueces) como acto soberano de justicia deberían desobedecer la ley penal y no volver a aplicarla, salvo para casos especiales de defensa de la comunidad que exijan aislamiento temporal mientras se le determina la medida a aplicar.

Dentro de cada uno de nosotros se agita la fuerza del dragón que pretende hundirnos; ella nos pretende succionar hacia el descenso. La lucha de por si dificil, en la carcel está perdida. Ella es el lugar favorito del mal, alli la humanidad es botada a la basura y el espiritu humano es rebajado al averno más bajo, confinandolo a un inaccesible precipicio moral. El delincuente, el humano que falló, se recarga del mal, del atraso; las fuerzas aniquiladoras del Yo espiritual florecen.

El Angel luminoso, el cual está en todos, es extraditado y su misión cosmica embolatada por el cruel carcelero. Triunfa el Dragon, una y otra vez. Allí, en la carcel, con la complicidad y la ignorancia de todos. La luz no penetra semejante tumba espiritual y solo la esperanza remota, acompaña al ser humano sometido, agradeciendole éste, a Pandora, su reacción de cerrar la caja rapidamente... solo le queda un poco de eso. La misión cosmica es castrada, cegada su luz, absorbida en la oscuridad más recalcitrante. La libre resolución, no es controvertida y analizada. En semejante lugar, la conciencia es rebajada a limites insospechados por nuestra arqueología.

Desde ese lugar escribe un ser humano, en una hojita de papel periódico, la cual me fue entregada por una mujer, a la que le vi su dolor sin mucho esfuerzo, con seguridad el mutilado era su hermano, ella me entregó el papel con revancha y esperanza, como parte del coctel contradictorio que es nuestra sociedad. A ella y a él les digo, que me llegó, y pretendo que llegue a más a través de este humilde Blog, confiando, yo con ellos, en el comienzo de una reflexión que supere las propuestas "novedosas" de nuestros "lideres", de hacer nuevas carceles como solución penitenciaria estructural.

Él nos dice:

"Sea este un buen momento para saludarlos, hoy desde otra dimensión y dentro de la misma ciudad, un nuevo estado, me encuentro detenido en el tiempo y en el espacio mientras afuera de la cárcel la vida sigue corriendo, detenido, suspendido, no cambio, pero si empeoro tanto de salud como de pensamiento., aquí adentro me deterioro física como moralmente, me vuelvo inútil. En el plano comparativo es como si los que estuvieran en la ciudad hicieran parte de un almacén de prendas finas e impecables y a las prendas que por cualquier circunstancia se ensucian, las colocan en unos baldes deteriorados, mal olientes y olvidados.
Lo ideal sería que a esas piezas sucias las pusieran en remojo, les dieran varias juagadas y estregadas hasta que estuvieran en condiciones de secado y planchado para poder ir nuevamente al almacén a ser exhibidas con orgullo frente a las demás prendas.
Que tristeza tan grande ver que pasan los días, meses y años y seguimos siendo los mismos trapos sucios tirados y relegados en el mismo balde mal oliente del rincón, compartiendo manchas, mugre, hongos, malos olores, necesidades básicas sanitarias y de salud, viendo como se deshilachan nuestras texturas, es desconsolador ver como se incrementan penas y delitos y no se hace nada por el ser humano equivocado y en desgracia como son los detenidos, sindicados y condenados de las diferentes cárceles, estaciones de policía y calabozos de nuestra ciudad.
Nuestras familias purgan unas penas similares o iguales, la esposa es despedida de su empleo al saber que su marido es un delincuente, el casero les hace desocupar su vivienda, y todos los hombre que se cruzan en el camino con nuestras esposas las ven como viudas u objetos sexuales discriminándolas por tener un esposo en la cárcel, nuestros hijos sufren también su propio infierno al interior de las escuelas la burla y la humillación por tener su padre o madre en un centro carcelario.
A todas nuestras familias les toca la penosa y humillación de semana tras semana de venir a visitarnos y conocer de primera mano las condiciones de hacinamiento, insalubridad y profunda indignación en la que cohabitamos todos los detenidos y condenados al interior de estos centros carcelarios.
Con la familia se vive una condena compartida de dolores, penurias y necesidades, mientras tanto vemos a los senadores inventando leyes, y reformas al sistema penitenciario al vaivén de la opinión publica, buscando de manera mezquina no la justicia sino el protagonismo detrás de un voto a cambio de lo que sea, incluso menospreciando la constitución de nuestro país, encarcelando almas a través de falsos positivos y condenando personas por el más mínimo error.
Nosotros como delincuentes, reconocemos y estamos dispuestos a pagar nuestros errores pero en condiciones justas, y eso significa recibir formación que nos lleve a una resocialización que nos proponga no repetir ni volver a caer en la ilegalidad, pero si pedimos y deseamos de corazón que la ley y la justicia se vuelvan a encontrar, que las cárceles nos resocialicen, que las leyes como la 1453 sean revisada en su inconveniencia, la ley más fascista y desfasada que hay que nos miren como hombre que merecemos una oportunidad de encajar nuevamente en una sociedad a la que defraudamos y ahora nos estigmatiza por ser reos, queremos que este país vea que somos parte obligada de un futuro, con el apoyo de todos sería un futuro más prometedor a que solo se nos mire con desprecio y exclusión.
Ustedes tienen las herramientas para que los medios, los legisladores, y el pueblo nos escuchen y entiendan el sentir de los reclusos que sueñan con un futuro posible."


Es hora pues de repensar la sanción penal. La cárcel, solo se debe aplicar por necesaria defensa de la sociedad en casos excepcionales.
¿pena de muerte física en vez de tortura moral perpetua o por largos años? ... tal vez en algunos pocos casos... Escasos estos también, como en los que se tendría que aplicar la cárcel. La pena de muerte y la cárcel deberían de ser excepcionales en vez de ser reglas comunes.
No se quiere con este escrito, ni mucho menos, la abolición de la sanción penal, ni la impunidad, simplemente se propone la abolición de la cárcel como medida punitiva para la generalidad de los humanos que cometieron errores considerados delitos por la colectividad. La cárcel, solo como un paso previo a la verdadera pena. Para muchos actos delictuales el trabajo comunitario, forzado en un comienzo, pero acompañado de educación y formación ejemplarizante, con seguridad será mucho más eficaz. Las medidas nos obligan alto ingenio... por eso me son tan seductoras.

sábado, 26 de abril de 2014

POLITICA CAFETERA... DESACIERTOS, PECADOS Y NEGOCIADOS

Dada la sequía de propuestas sobre el desarrollo agrícola, no había vuelto a escribir nada en mi Blog, pues mi último artículo tenía una pertinencia y urgencia total. Sin embargo la inminencia de una nuevo paro y un email enviado por un primo, me pican de nuevo el teclado y me hacen escribir más sobre el Agro y particularmente sobre el Café exponiendo soluciones prácticas a tan penosa situación.

El café en Colombia es la fiel muestra de como no se deben hacer las cosas en el mercado.

Con el café se han socializado las utilidades y privatizado las perdidas. Los cafeteros anteriormente ricos, dueños de la Flota Mercante Gran Colombia, Bancafé, Concasa, Supermercados El Cafetero, etc... ahora se encuentran mendigando PIC o AGCs. Los subsidios añorados por los agricultores, son paliativos costosos para el Estado y que se prestan para componendas y corrupción en un país politiquero y mermeladero como el nuestro. Más que subsidios considero más efectivos los seguros cafeteros que cubran riesgos climáticos, fitosanitarios, de producción y bajas de precios por especulación bursátil o por acciones de las transnacionales de los alimentos. Los subsidios en un país como el nuestro solo pueden ser coyunturales respecto a problemas del mercado que lleguen artificiosamente a hacer bajar el precio.

Los alivios de deudas deben ser para situaciones extraordinarias generalizadas. Aliviar las deudas de morosos es premiar a los que por alguna razón incumplieron y desfavorecer a quienes hicieron el esfuerzo de pagar, incluso adquiriendo otros créditos. Existe una institución jurídica en el derecho comercial que permite solucionar problemas de los negocios en el tiempo, que se denomina Teoría de la Imprevisión. Es mejor adaptar esta institución a las situaciones agrícolas y en especial a las cafeteras para permitirle salidas dignas a los deudores con las instituciones bancarias, otorgándoles el derecho a los deudores financieros a reestructurar sus deudas en plazos, tiempos y periodos de gracia cuando se presenten situaciones calamitosas exógenas en las que no tenga que ver la actividad del agricultor como tal. Debe ser un derecho del empresario cafetero no una dádiva del político.

Existe también en nuestro derecho lo que se conoce como tasa de interés civil (muchisimo más baja que la comercial o financiera). Dicha tasa no solo es apta para los cafeteros sino para todos los agricultores e inclusive para todos los microempresarios y emprendedores. Nuestro país sometido al poder de grupos económicos dueños de la Banca, se encuentra abusado por sus exorbitantes márgenes y por su posición dominante, violado diariamente con tasas comerciales de usura. Los créditos más costosos en nuestro país, son los de los microempresarios, lo cual es una abominación. La regulación a la Banca es un tema a tratar como política gubernamental, pero como no es lo que nos ocupa, retomemos a nuestro asunto: Debe el Estado a través de sus instituciones financieras (Banco Agrario) marcar la pauta en tasas de crédito especiales para agricultores, microempresarios y emprendedores. La cuantía debe ser la tasa de interés civil, sin requisitos de experiencia crediticia, sin tener en cuenta reportes negativos pasados, ni requerir un suficiente respaldo patrimonial. Se deben en estas modalidades de crédito especial, tener en cuenta la idea misma, su viabilidad y la estructuración factible del negocio a futuro, más que los hechos del pasado o el respaldo patrimonial. Sin dinero que dinamice a los débiles, no habrá real democracia en nuestro país, ni desarrollo del campo, ni de las MIPYMES, simplemente se seguirá consolidando el poder económico de la élite, aquella que han defendido y para la que han gobernado todos los presidentes Colombianos del pasado.

Algunos han propuesto el control de precios de los fertilizantes e insumos. La única forma de lograr este objetivo o promesa, es para los cafeteros que se pasen a la agricultura ecológica u orgánica. Los de la agricultura convencional que están sometidos a los insumos del los derivados del petróleo, manejados especulativamente por los “inversionistas” extranjeros; ellos tendrán que seguir pagando el 100% y más. La situación mundial del petróleo, su escasez, su volatilidad de precios dada la ubicación de las principales fuentes, la calidad monopólica de las empresas extractoras y comercializadoras mundiales, no dejan más que esperar. Eso sin contar que se está llegando al pico de la producción del petróleo. Todo ello, más los negociados aberrantes y especulativos de los mercados bursátiles, convierten a esta promesa en solo eso… una promesa gubernamental o electoral. El Presidente y menos el Ministro de Agricultura de Colombia no tiene poder alguno sobre semejantes monstruos postmodernos.

Llover sobre mojado eso son las timidas propuestas del presidente candidato y de los demás candidatos a la presidencia. Resulta extraño que cuando se es candidato y presidente candidato, se piense diferente a cuando se es Ministro de Hacienda, los cuales se dedican a promover impuestos a diestra y siniestra y ser la encarnación del odioso recaudador medieval, cuando no a frustrar ideas de los pacatos Ministros de Agricultura. Los impuestos son una institución anacrónica del estado Moderno, herencia nefasta del pasado. Los impuestos del futuro civilizado y humanista (el cual espero no tarde mucho) se deben aplicar principalmente a los movimientos financieros y bursátiles nacionales e internacionales, nunca a las empresas que generan riqueza, empleo, bienestar, desarrollo social. Eso si, siempre y cuando dichas empresas no produzcan efectos dañinos en el medio ambiente. Si no cumplen con todas las anteriores condiciones, se les irá aplicando porcentajes de impuestos de acuerdo a su incumplimiento y a la consecuencia de su daño. Esto si sería algo novedoso que revolucionaría al sector productivo y al sector real de la economía, dentro del cual se encuentran los cafeteros… además de solventar la deuda social deficitaria. Así las cosas, los cafeteros ecológicos u orgánicos estarían libres de cualquier carga tributaria, los demás, solo en la medida de su incumplimiento a las condiciones de exoneración.

Sin lugar a dudas el Gremio cafetero ejemplo de asociatividad en el pasado, debe ser rediseñado y acoplado a las necesidades actuales. Pero antes de hacer eso debe enjuiciarse fiscalmente a quienes dilapidaron sus riquezas, a quienes vivieron parasitariamente de sus mieles en las múltiples bonanzas y en los abundantes tiempos de oro, a quienes con su incompetencia le hicieron perder mercado al café respecto al té y a quienes se adueñaron de un bien publico como la marca Juan Valdez y la explotan para beneficio privado. A todos ellos se les debe llamar a cuentas.

La comercialización del café sin valor agregado, es un camino directo al abismo, el mismo que hoy se padece. Siempre he comparado al café con el vino. Su sabor y calidad depende de las condiciones especiales que lo acompañen: el suelo, el clima, el trato y la inteligencia que le aplique el labriego, el agricultor y el transformador, obviamente como las cosas mágicas también depende también del azar y algo más. ¿Que sería de la industria del vino si los Italianos, Franceses y Españoles antes, y los Chilenos, Californianos y Australianos hoy, se hubiesen dedicado a vender las uvas a granel como comodities a especuladores, transnacionales o comerciantes ingleses? … ¿Que sería de sus campiñas? ¿Que serían de sus viñedos? ¿Que serían de sus agricultores? ¿Qué sería de sus regiones?... Los empresarios y las empresas de vino son un ejemplo vivo para los cafeteros de Colombia. Las empresas cafeteras podrían ser tan o más frondosas y rentables que las de vino, si el valor agregado, el emprendimiento y la sana lógica de no enajenar la materia prima, hubiera sino la que imperara en la política cafetera de la Colombia del siglo pasado. Pero nuestros “padres de la patria” la mayoría burócratas de la Federación de Cafeteros en forma directa o indirecta, se dedicaron a vender nuestra riqueza en costales de fique de acuerdo a un pacto internacional con beneficios altamente dudosos; o se dedicaron a reducir la oferta como estrategia para hacer subir los precios cuando se salieron del pacto del café, entregándole el mercado de las bebidas especiales en bandeja de oro al té, el cual hoy ya le lleva amplia ventaja en valor agregado; o se dedicaron a vegetar más que los cafetos y a pasar el tiempo adormilados esperando una nevada en Brasil, eso cuando no se les ocurrían ideas “brillantes” y otras estrategias desastrosas que tienen a la industria cafetera en la pobreza actual.

La asistencia técnica dada en el pasado por los empleados de la Federación y los investigadores agrícolas; sin duda dieron sus frutos en las zonas rurales, le prestaron servicios sociales a los campesinos y a los agricultores. Esa etapa ya tiene grandes logros, se debe mejorar, pero sin abandonar su esencia del pasado. Eso si, debe tener desde adentro, un sacudón tecnológico grande, sobre todo recuperando variedades como la Pajarito, la cual nos hizo ganar el primer puesto como el Café más suave del Mundo!!! y hoy es tan escasa como un cafetero rico. Además, y principalmente, en forma urgente deben nuestros técnicos abrir la mente hacia el Café Ecológico u Orgánico, lo cual nos complementaría la competitividad ganada y armonizaría con la pujante industria del Turismo y con nuestra gran biodiversidad. Con Café Ecológico Colombiano evitaríamos que países sin tradición cafetera, como lo es por ejemplo México, nos superen, teniendo hoy en día una mayor producción de Café Ecológico a la de nosotros. Los técnicos que vienen con el paquete de insumos químicos impreso en su “disco duro” deben ser reemplazados o deben renovarse ellos mismos hacia la nueva realidad del mercado mundial. Es necesario advertir, eso si, que lo ecológico no se puede convertir en otro negociado más que engorde la burocracia y adelgace al productor. Por otro lado la asistencia técnica de hoy se requiere redireccionar hacia el valor agregado, hacia la producción de café transformado, listo para que el consumidor lo disfrute. Se debe acompañar al productor no solo en la producción agrícola sino también en la necesaria transformación, para alcanzar una identidad e individualización de cada finca, lo cual permitirá multiplicar por cientos o miles las ricas variedades que ya tenemos. Con una asistencia agroecológica y agrícola-empresarial recobraría fuerza la Federación y sus pecados del pasado quedaría expiados.

Atentamente;

JUAN CARLOS ARBELAEZ LEON